Destinos,  España,  Explorar,  Rutas de senderismo

Sendero La Molata (Cabo de Gata)

Distancia: 1,5 Km (solo ida).  Duración: 1h aprox. 
Desnivel máximo: 64m  Punto de salida:  Castillo de San Ramón (El Playazo) 
Altura máxima: 180m  Dificultad: Fácil 
Recorrido: Lineal   

 

 

Ésta ruta la hice en un viaje de cuatro días por el Parque Natural de Cabo de Gata y aunque había leído maravillas sobre ella al buscar información del viaje, nada me preparó para lo que me encontré. Una ruta sencilla, rápida, fácil de hacer (aunque no muy recomendada si se tiene mucho vértigo porque algunos tramos pasan por los bordes de los acantilados) y de una belleza increíble. Sé ven acantilados, calas, cerros, plantas autóctonas y un azul del mar precioso. 

Entre la parte de arena de la playa “El Playazo” del Parque Natural de Cabo de Gata y la parte de roca fosilizada se encuentra una pequeña calita, resguardada del aire que hace en la playa. La encontraréis cerca del castillo de San Ramón. Desde allí, sale un sendero señalizado únicamente por un cartel que te habla de la ruta, el que tendrás que seguir. 

Al principio puede ser un poco complicado porque en ese tramo no hay un sendero cómo tal o no muy visible, pero siguiendo la dirección darás con él. Una vez lo hayas hecho, solo hay que seguir el camino. 

El sendero se llama así por el cerro en la que está y que visitaréis poco después de haber comenzado la ruta, yendo así tanto por el interior (alejándoos un poco de la costa) para luego volver a la costa tras cruzar un puente de madera. 

Pronto llegaréis a un mirador desde dónde observar el Castillo y lo que rodea El Playazo además del resto de vistas. Aunque a lo largo de la ruta no pararéis de observar y de asombraros de toda la belleza de la zona ya que parte de la ruta discurre por el borde del litoral. 

El final de la ruta acaba en la Cala del Cuervo dónde podéis bajar si queréis, aunque luego tendréis que volver a subir para volver al Playazo ya que no es una ruta circular. Desde arriba de la Cala se puede ver el pueblo de Las Negras y el Cerro Negro, que es lo que le da nombre al pueblo. 

Cómo ya he dicho, es una ruta muy facilita y muy corta pero que os aconsejo hacer por la tarde porque no tiene prácticamente sombra excepto a esas horas del día e incluso así, no en todas partes. Lo bueno de hacerla por la tarde es que el sol no pega muy fuerte y la brisa del mar sopla y hace más amena la ruta. Incluso si la haces al atardecer, al ser corta no te pillaría la noche y las vistas tienen que ser de infarto. 

Pero indiferentemente de cuándo la hagas, llévate agua y calzado cómodo porque, aunque no sea una ruta difícil, no deja de ser una ruta que cruza una montaña. 

Estudiante de Comunicación. Aficionada a los viajes, la naturaleza, la fotografía y la literatura. Utilizo ésta plataforma para mostrar aquello que me apasiona.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies