Explorar

La ruta de los Acantilados (Benitachell, Alicante)

Distancia: 2 km (solo ida)Duración total: 2-3h dependiendo del ritmo y las paradas
Recorrido: LinealPunto de salida: Aparcamiento superior de la cala del Moraig (Benitachell)
Desnivel: 76mDificultad: Fácil, excepto la bajada y la posterior subida desde la Cala Llebeig que se complica un poco

Aparte de las rutas por bosques densos o con increíbles vistas, otro tipo de rutas que nos encantan por aquí son las que tienen lugar por acantilados, dónde se puede disfrutar de las vistas del mar pero también de la costa que lo bordea.

Dentro de esta última categoría, si se le puede llamar así, entra la Ruta de los Acantilados de Benitachell en Alicante, en la preciosa Costa Blanca.

Dónde empieza

En Benitachell hay una cala muy conocida, Cala del Moraig, que tiene dos aparcamientos. Uno arriba, bastante amplio, y el otro bajando la rampa.

El comienzo de la ruta está en el aparcamiento superior. En la bifurcación entre la rampa para bajar a la cala y la carretera que viene desde la Cumbre del Sol, hay un camino pequeño de tierra, que sube para arriba. No te preocupes porque hay un cartel al lado dónde te muestra las distintas rutas de senderismo de la zona.

Una vez la has encontrado el camino, solo tiene una dirección, así que es tan sencillo cómo seguirla.

Abajo podéis ver la rampa con el parking inferior de Cala del Moraig

Características de la ruta

La ruta de los Acantilados es lineal y va desde Cala del Moraig hasta Cala Llebeig, una pequeña y tranquila cala que pertenece a Moraira y a la cual solo se puede acceder a pie.

Es corta, unos 4 km, aproximadamente, teniendo en cuenta la ida y la vuelta, y fácil durante casi todo el trayecto. Se complica un poco la cosa si queréis bajar hasta Cala Llebeig no tanto por el desnivel, que también tiene, si no por que no hay un sendero cómo tal. Nosotros no bajamos porqué se me olvidaron las zapatillas de senderismo en casa y ya que estábamos allí no quería dejar de hacerla pero tampoco me iba a arriesgar a hacer el descenso con sandalias.

En total, la ruta dura unas 2 – 3h dependiendo de las paradas, de cuántas fotos hagáis y, obviamente, de si bajas o no a la cala.

Al parecer, uno de los mejores momentos para hacer la ruta durante los meses más calurosos es por la tarde ya que el sol no da directamente en el sendero y podrás disfrutarla mejor. Hago mucho hincapié en este punto porque a nosotros a veces se nos va el santo al cielo y ni cortos ni perezosos hacemos rutas al mediodía, con todo el calor y no se disfrutan igual las rutas.

Esta la hicimos en pleno mes de agosto, al mediodía. Y quitando un pequeño lugar de sombra, todo el sendero fue a la solana. Ya te puedes imaginar cómo acabamos.

Así que, muy importante si haces la ruta:

  • Usar el calzado adecuado.
  • Llevar bastante agua.
  • Protector solar y una gorra o sombrero.
  • Hazla por la tarde o si te pones, a primera hora de la mañana.
  • También puedes llevarte algo para picotear y haces una merienda (o un almuerzo) en la Cala Llebeig, un baño y de vuelta.
Cala del Moraig y Cap de la Nao

Puntos de interés

La ruta no es solo recomendable por las vistas de la costa, por ese azul intenso del mar que se fusiona con el azul más suave del cielo, si no que también es muy interesante ver las paredes rocosas por las que discurre la ruta y dónde encontrarás varias cuevas que fueron refugios para contrabandistas, pescadores o agricultores.

Algunas de esas cuevas son las Cova de les Morretes, desde dónde se puede apreciar la Cala Moraig o el Cap de la Nao; o la Cova de Pepet del Morret por dónde tendrás que pasar por debajo de unas rocas que se desprendieron y han hecho como un túnel. Por aquí vas a encontrar bastante sombra por si quieres descansar un rato o resguardarte del sol.

Otra opción si no quieres hacerla por hacer, es ir por la mañana cuando aún el sol no está pegando fuerte, pasar el día en la Cala para tomar el sol, darse un baño y simplemente desconectar (algo muy apropiado gracias al acceso a pie a la cala que limita la afluencia de personas) y después, por la tarde cuando el sol ya está bajando, volver al aparcamiento de la Cala Moraig.

Pero da igual si lo haces de esta forma o si simplemente haces la ruta, como nosotros, porqué te gustarán mucho las vistas.

Cala Llebeig vista desde arriba.

Recomendación

Esta ruta la puedes completar con un fin de semana perfecto durmiendo en un alojamiento distinto a los que estamos acostumbrados, un glamping ubicado en la Cumbre del Sol, Dreamsea Mediterranean Camp, y realizando alguna de sus actividades. Si después de hacer la ruta de senderismo, hacer la excursión en kayak + snorkel, podrás ver lo mismo desde puntos de vista distintos. Si quieres saber más y conocer nuestra experiencia, aquí tienes el post dónde te lo contamos.

Dreamsea Mediterranean Camp

¿La has hecho? ¿Te gustan las rutas por los acantilados? Cuéntamelo en los comentarios 🙂

¡Un abrazo!

Estudiante de Comunicación. Aficionada a los viajes, la naturaleza, la fotografía y la literatura. Utilizo ésta plataforma para mostrar aquello que me apasiona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies