furgo camper volskwagen
Viajando con Karma

Nuestra nueva compañera de viajes: Karma Conoce a la que nos acompañará en más de un viaje de aquí en adelante

Después de haber probado a Nina, una Volkswagen T3 Westfalia, nos enamoramos de la experiencia y nos obsesionamos en que queríamos una camper con la que hacer las escapadas y los viajes que quisiéramos sin vernos limitados por los horarios de los hoteles y sus ubicaciones, pudiendo ahorrar no solo en alojamiento si no también en comida al poder cocinar en la furgo. Además, queríamos una forma de viajar que fuera también cómoda para Yacko, nuestro precioso perro, y que nos lo pudiéramos llevar con nosotros. 

Así que nos pusimos a buscar y dimos con ella por Internet, buscando y buscando, y aunque la encontramos un poco lejos no dudamos en empezar todos los trámites para conseguirla. 

Y de la noche a la mañana nos encontramos embarcando en un autobús que 11h después nos dejó en la Estación de Autobuses de Málaga. Aún tuvimos que esperar una hora más, congelados y cansados, hasta que a las 7 a.m. salió otro autobús en dirección Alhaurín el Grande. No solo estábamos cansados si no también nerviosos y preocupados por si la furgo no cumplía nuestras expectativas o si el anuncio era erróneo y estaba en peores condiciones. 

Total, que 14h después de salir de Valencia estábamos delante de la furgo. Había cosas que no nos acababan, y los vendedores no nos daban las respuestas que queríamos porqué ni siquiera sabían muy bien cómo funcionaba cosas cómo la calefacción centralizada o la nevera. 

Cuando lo dábamos todo por perdido y ya pensábamos que nos volveríamos con las manos vacías y un poco más agotados de lo que ya estábamos, sucedió. Un apretón de manos, una visita a una oficina y a una sucursal de un banco y todo quedó zanjado. 

Habíamos comprado una Volkswagen T4 Carthago Malibu

furgo camper volskwagen

Sorprendentemente no estábamos tan emocionados ni contentos como esperábamos. Todo lo contrario. Nos sentíamos agotados, asustados y decepcionados. 

La camper no estaba en las condiciones que esperábamos, había dado algún problema al mostrárnosla y por alguna razón sentíamos como si los del concesionario se hubiesen quitado un muerto de encima. 

La cogimos porque haciendo cuentas de lo que nos costaba comprarla y arreglarla seguía saliendo mucho más barato que comprar otra en mejor estado; simplemente había que dedicarle tiempo, esfuerzo y dinero en dejarla perfecta, pero lo veíamos como un proyecto bonito. Podríamos dejarla tal como nos gustaría que fuese. 

Tenemos que admitir que nada más comprarla y comer, acabamos durmiéndonos en una de las camas. El viaje nos había dejado agotadísimos y las emociones sufridas durante toda la mañana acabó con las pocas energías que nos quedaban. Y dormir fue lo mejor que pudimos hacer porqué al despertarnos lo veíamos todo con mejores ojos. Seguíamos asustados por lo que nos podíamos encontrar, pero ya lo aceptábamos con una sonrisa. 

Por la tarde dejamos atrás Alhaurín el Grande y nos dirigimos a Frigiliana donde pasaríamos la noche. Y fue todo maravilloso. Karma se estaba portando genial y al parecer los problemas que tenía eran más estéticos por el uso que se le había dado que de mecánica, lo que implicaba una gran alegría. Siguió con esa racha hasta Valencia y eso que le estuvimos dando guerra. Antes de llegar a casa decidimos hacer una visita a Las Alpujarras en Sierra Nevada y a la ciudad de Granada para ver a unas amigas. Le pesa un poco el culete al subir las cuestas, pero es normal en una furgo como ésta por lo demás fue todo muy bien. 

Cuando llegamos a Valencia no nos lo creíamos. Hacía menos de tres días que habíamos comprado los billetes de autobús para Málaga y ahora teníamos aparcada en nuestra casa una camper. ¡Y nada menos que una Volkswagen! 

Nos encaprichamos de Nina y desde ese momento sabíamos que queríamos y necesitábamos una camper pero nunca pensamos que un mes después tendríamos una furgoneta camperiazada para nosotros… nuestra. .Es un sueño hecho realidad Es un proyecto que cada día está cogiendo más forma y nos emociona más y más. Estamos viendo un mundo de oportunidades y sólo nos falta dinero para llevarlas a cabo. Porqué sí, ganas no nos faltan. 

furgo camper volskwagen

furgo camper volskwagen

Actualizado. 

Aunque han pasado ya dos años desde la compra de la furgo y no le hemos hecho prácticamente nada de lo que teníamos pensado cuándo la compramos, sigue con nosotros y sin darnos problemas. Nos hemos llevado algún susto y obviamente, por los años que tiene ha dado algún problema cómo quedarse sin embrague (algo normal en todos los coches transcurridos unos años) o que la calefacción centralizada no funcionase (ya está solucionado, era solo un problema de cableado). 

Por cuestiones de tiempo – trabajo – más que por dinero, aunque también influye, no le hemos hecho los kilómetros que queríamos, pero hemos hecho varias escapadas por España e incluso una ruta de dos semanas por Portugal que fue una pasada. 

A día de hoy seguimos emocionados y contentos de haberla comprado por toda la libertad que nos ofrece. Y estamos deseando disponer de más tiempo porque tenemos muchísimos lugares a los que nos encantaría ir con ella.

furgo camper volskwagen

furgo camper volskwagen

furgo camper volskwagen

Estudiante de Comunicación. Aficionada a los viajes, la naturaleza, la fotografía y la literatura. Utilizo ésta plataforma para mostrar aquello que me apasiona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies