Destinos,  Italia

Navigli, el barrio más bonito de Milán

Es de todos sabido que algunos de los lugares que más nos sorprenden en nuestros viajes son aquellos que desconocíamos o que poco sabíamos al respecto. Justamente por eso, porque no nos los esperábamos. Eso es lo que me pasó con el barrio de Navigli. 

Llegamos a él porqué leí que era un sitio bonito y no tan conocido de la ciudad y cómo estaba una de las pizzerías que quería probar (Berberè Navigli) pues allá que fuimos por la tarde – noche. No le di más vueltas ni investigué mucho más. Así que cuando llegamos, de noche pues era diciembre y oscurecía temprano, y lo vimos iluminado con bonitas luces cálidas, con bares con decoraciones increíbles que se estaban preparando para el aperitivo; con librerías generales y otras especificas; con tiendas de vinilos y otras tiendas vintage… me enamoré. Sería el lugar dónde viviría si viviese en Milán. 

Contexto 

Navigli también es conocido como el barrio de los canales y tiene su pasado en su historia como puerto fluvial por dónde traían el mármol que se utilizó en la construcción del Duomo y que colaboraron a que la ciudad se desarrollase rápidamente. Aunque hoy en día ya solo quedan resquicios de esos canales. En la web de En Milán os hablan un poco más de la historia del canal, para los que estáis interesados. 

Naviglio Grande y Naviglio Pavese 

Son los dos canales principales que siguen quedando y que puedes visitar. El primero es el que tiene una vida más apabullante, sobre todo nocturna, gracias a los restaurantes y locales que hay. En cambio, en Naviglio Pavese hay más tranquilidad y puedes callejear tranquilamente. Pero, de todas formas, te recomiendo que te dejes llevar, que no sigas ningún mapa ni tampoco ningún plan, y pasea; callejea, observa, empápate de todo. Porque es la mejor forma de disfrutar, sobre todo de un sitio cómo este. 

Estuvimos al menos dos horas por allí (aparte de la cena), viéndolo todo, empapándonos de toda la vida que había, entrando en algunos de sus comercios, comprando fotografías en blanco y negro e imanes hechos a mano por artistas locales. Este barrio hizo que me sintiera de verdad en Italia. No sé si entendéis a lo que me refiero, pero cuando pensamos en este país nos viene a la cabeza una serie de imágenes, muchas de ellas estereotipadas y otras influenciadas por el cine pero que las asociamos con Italia. Y aquí he visto parte de esas imágenes, en parte, también porqué es un barrio que, aunque había algo de turismo, no estaba masificado como el centro y había muchísimos locales disfrutando del aperitivo y de un paseo, lo que lo hace auténtico. 

Os recomiendo muchísimo que vengáis, sobre todo por la noche, porqué el ambiente es increíble y si os ponéis, imitar a los italianos tomando un aperitivo y ya después yendo a cenar a alguno de los tantos restaurantes de la zona. 

Estudiante de Comunicación. Aficionada a los viajes, la naturaleza, la fotografía y la literatura. Utilizo ésta plataforma para mostrar aquello que me apasiona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies