Explorar

Dreamsea Mediterranean Camp, dormir en un glamping con vistas a la Costa Blanca + Kayak

Después de unos veranos complicados (trabajando muchísimo, cambio de trabajo, formación fuera de la ciudad, mudanza…) decidimos que el verano del 2019 sería distinto. Aprovecharíamos el poco tiempo que Michy y yo tuviéramos juntos e intentaríamos hacer cosas nuevas, tener experiencias distintas.

Así que le organicé una escapada de dos días, los únicos en los que coincidíamos juntos, a una de mis zonas favoritas, la Costa Blanca. En esta ocasión, Benitachell. Para relajarnos, desconectar y disfrutar del verano.

Cómo quería algo especial, reservé una noche en Dreamsea Mediterranean Camp y contraté también con ellos una actividad, kayak + snorkel.

¿Qué es un glamping?

Pero antes de nada os voy a explicar un poquito de qué va esto.

El glamping es un camping glamuroso (sí, se puede sobreentender :D). Ofrecen la experiencia y el disfrute al aire libre y la naturaleza pero de una forma cómoda y lujosa para ser un camping. La idea es que no te falte de nada. Además, suelen ser bastante respetuosos con el medio ambiente.

Existen muchos tipos distintos y los puedes encontrar en cualquier parte del mundo. Tienes desde tiendas de lona (cómo fue nuestro caso), a cabañas en los árboles, tiendas de safari, burbujas, tipis, etc.

Además de la tienda amueblada y el servicio hotelero de limpieza de las habitaciones, ropa de cama limpia, toallas, geles, etc., en algunos tienes baño dentro o unos baños comunes, como en los campings normales.

Dreamsea Mediterranean Camp

Dreamsea es una cadena de glampings que tienen sucursales en España (Benitachell y Ruilobuca en Cantabria), Portugal, Francia, Bali, Maldivas, Nicaragua y Sri Lanka. En el caso que nos toca, el de Benitachell está en la Urb. Pp Cds Mar II-Olivos, 97 . Todos los Dreamsea están enfocados al agua, ya sea del mar o del océano, y al bienestar que otorga el ejercicio, el yoga, una alimentación saludable y la naturaleza.

Por eso el desayuno continental que ofrecen (y que está incluido en todas las reservas) tiene una gran variedad de productos saludables, fruta fresca, ensaladas, yogures, diferentes tipos de cereales, revueltos, etc. Y en el bar/restaurante dónde puedes pedir fuera del desayuno, también tienen el mismo enfoque.

Puedes alojarte aquí para desconectar de todo gracias a la paz del entorno en el que está, que incluso en temporada alta no satura debido a las pocas personas que se pueden alojar aquí y al lugar dónde está ubicado. Y que está muy cerca de Cala Moraig.

O puedes aprovechar al máximo tu estancia y hacer algunas de las actividades que ofrece. Todas se pagan aparte pero al realizarlas con ellos te sale muy asequible, mucho más que si lo hicieras a través de empresas externas.

Cómo reservar

Antes de nada, asegúrate que estás en la web del glamping correspondiente, que para mi gusto hay un poco de lío con las webs, aunque puede que sea yo el problema y no ellos.

La de Benitachell es esta.

https://dreamseasurfcamp.com/mediterranean/

En el apartado de Reserva tienes la opción de coger alguno de los packs semanales que ofrecen y en los que entran desayuno, cenas y muchas actividades.

Y también tienes la opción de reservar solo el tiempo que tú quieras y de personalizarlo. Escoges si quieres la tienda doble, que tiene cama de matrimonio y es la que nosotros escogimos, o escoger una de las tiendas compartidas. No son precisamente baratas pero para darse el capricho de vez en cuando lo veo muy bien.

Una vez has escogido la fecha, el número de personas y haber rellenado los datos de los miembros de la reserva, te lleva a añadir algunos extras cómo son distintos traslados desde y hasta X lugares, cómo por ejemplo traslado desde el aeropuerto o traslado a Teulada.

Una vez hecha la reserva es cuando tienes que reservar las actividades a través del mail o puedes hacerlo una vez llegues al glamping.

Os dejo aquí foto con los precios.

Kayak + snorkel

Las actividades que escogimos fueron éstas, que vienen en pack, porque quería algo acuático y que además no hubiésemos hecho nunca ninguno de los dos. Y fue la mejor opción que pudimos escoger.

El alojamiento se encarga de todo. De recogerte y traerte, de poner el material, etc. La actividad dura unas dos o tres horas aproximadamente, si no recuerdo mal.

Y consiste en una ruta en kayak por la costa, saliendo desde la playa del Portet de Teulada Moraira y haciendo varias paradas para poder practicar snorkel. El punto de llegada es el mismo así que es una ruta circular. Nosotros la hicimos por la tarde lo que implicó una luz preciosa para estar en el mar sobre todo a medida que nos íbamos acercando al atardecer, el cual vimos prácticamente en el coche de vuelta al glamping.

Tengo que decir que me encantó. Lo dicho, nunca había practicado ninguna de las dos actividades y ahora mismo solo pienso en que llegue el buen tiempo para poder hacerlo otra vez. Además, todo fue perfecto. Iba con miedo por si era muy torpe, me caía y no conseguía subir y para nada, se me dio de lujo 😉 La luz, el color tan especial de la Costa Blanca, la compañía, todo lo convirtió en uno de esos momentos especiales que nunca olvidas.

Para mí esos dos días se convirtieron en la ejemplificación por excelencia de un verano perfecto y eso que sólo fueron dos días.

El planning de la escapada

Primer día

  • Llegar al glamping.
  • Check – in y luego fuimos en busca de un supermercado para comprar lo indispensable para esos días.
  • Disfrutar del lugar hasta que se hizo la hora de ir de excursión.
  • Kayak + snorkel.
  • Cena de picoteo y vino en la terraza de nuestra tienda.
  • Sesión de fotografía nocturna mientras teníamos música en directo desde el bar.

Segundo día

  • Despertarnos para ver el amanecer.
  • Volver a dormir dos horitas.
  • Disfrutar de un rico desayuno con unas visas preciosas.
  • Check – out.
  • Senderismo: La ruta de los Acantilados.
  • Baño en la playa del Portet de Teulada Moraira.
  • Comer en uno de los -saturados- restaurantes de la playa del Portet.
  • Vuelta a casa.

En definitiva, fueron dos días muy intensos, sin parar de hacer cosas, pero que nos sirvió para cargarnos las energías, disfrutar juntos y, por suerte, tuvimos la sensación de que fueron mucho más que dos días.

Antes de que se me olvide, y esto sí que será lo último que os diga, el personal del Dreamsea lo hizo todo mucho mejor porque por el tipo de alojamiento que era tenías más bien la sensación de estar en su casa. Era todo muy cercano y además todos hacen de todo. Nuestro monitor de kayak, por ejemplo, también fue el que dio el concierto por la noche y que ayudaba en el desayuno (los monitores están cualificados, por cierto). Están allí como en una especie de campamento y en su trabajo les entra el alojamiento y las comidas. Me dieron mucha envidia porqué nuestro monitor estaba muy feliz y un trabajo de verano así tiene que ser genial.

Ahora sí, espero que probéis este tipo de alojamientos y si ya lo habéis hecho, dejarme en los comentarios dónde y qué tal vuestra experiencia.

¡Un abrazo enorme!

Estudiante de Comunicación. Aficionada a los viajes, la naturaleza, la fotografía y la literatura. Utilizo ésta plataforma para mostrar aquello que me apasiona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies