Hay muchas formas de conocer una ciudad; desde los tours turísticos, a paseos acompañados de gente local que te llevan a aquellos lugares desconocidos o a los propios tours que tu misma te has organizado cuando preparabas el viaje. Pero lo cierto es que hay tantos tipos de viajes y de formas de viajar como viajeros hay en el mundo y una de esas formas es a través de las carreras populares. Si te gusta correr puedes aprovechar un viaje para participar en una de las carreras que tengan lugar en esas fechas o desplazarte aposta a un sitio para participar en la carrera. Yo, por ejemplo, después de haber estado esta Nochevieja en Madrid me encantaría volver en otra ocasión y hacer la San Silvestre Vallecana que tiene lugar el 31 de diciembre por la tarde. Me parece una idea original y divertida de acabar el año sin mencionar que, de paso, aprovechas y ves una pequeña parte de la ciudad desde otra perspectiva diferente.

Pero no hace falta desplazarte a otra parte del mundo para hacerlo, también puedes aprovechar estas carreras para ver tu ciudad de una forma diferente. Participar en una carrera popular en tu propia ciudad es una experiencia increíble. No voy a hablar de los beneficios de correr ni tampoco de la superación personal pero sí que os voy a hablar de lo mágico que es ver tu ciudad desde la perspectiva de un corredor.

El pasado 6 de marzo tuvo lugar la segunda edición de la carrera de la mujer deportista, la 10KFem. En mi caso fue mi primera carrera y además una 10 kilómetros y fue… inolvidable. Imaginaros tener toda una avenida para vosotras solas, correr por una glorieta de 6 carriles sin nadie más que tú y alguna que otra corredora: ni coches, ni tráfico, solo tú con todos los carriles para ti, con el aire golpeándote en la cara, el sol acariciándote y con el Museo de las Ciencias de fondo. Impresionante.

Por suerte no todas las carreras populares de una misma ciudad tienen el mismo recorrido así que en cada una de ellas puedes ver diferentes lugares emblemáticos -o no tan emblemáticos- de la ciudad. En concreto la 10KFem de Valencia de este año era totalmente urbana y recorría algunas de las grandes avenidas de la ciudad pasando por diferentes puntos turísticos.

Tanto la salida como la meta estaban en el mismo punto: El puente de la Exposición o también conocido como “la Peineta” por su forma y que atraviesa el Río Turia. Es una de las tantas estructuras creadas por Santiago Calatrava entre 1991 y 1995 en acero de alta resistencia y pintada totalmente de blanco.

Puente Exposición
Fotografía CC de Google Images

DSC_0483MODIFICADATras pasar el Puente llegamos a otro paralelo a éste: El puente de las Flores, llamado así porque siempre está adornado con flores. Es otro punto emblemático de la ciudad, tal vez porque es precioso o tal vez porque el antiguo Ayuntamiento de Valencia, con Rita Barberá en cabeza, se gastó cientos de miles de euros en su mantenimiento -y seguramente se sigan gastando-. Es uno más de los símbolos de despilfarro del mandato de Barberá.

Después de recorrer un pequeño trozo de la Avenida de la Alameda acabamos en la Avenida Aragón, lugar de fiesta sobre todo en Fallas y que nos lleva por delante del Mestalla, el estadio de fútbol del Valencia C.F.

estadio del mestalla valencia
Fotografía CC de Google Images

Rodeamos el estadio de fútbol y cruzamos la Avenida Aragón para volver sobre nuestros pasos pero en el carril contrario. Cogimos la Avenida del Puerto y la recorrimos bajo el sol de la mañana golpeando fuertemente hasta que llegamos al final y nos metimos por la Calle Juan Verdeguer, pero antes de entrar por esta calle pudimos disfrutar de otro símbolo de la ciudad, el Edificio del Reloj.

Valencia
Fotografía CC de Google Images

Este edificio de 102 años de antigüedad está pegado al edificio que pertenecía a la antigua estación marítima y sede de la Autoridad Portuaria. Inspirado en la estación de Lyon, Francia, es obra de Federico Gómez de Membrillera e ideado por su propio director, José Mª Fuster.

Dejando atrás este edificio y corriendo a través de la c/ Juan Verdeguer llegamos hasta el río Turia tras pasar por al lado de la Avda. Francia, el Corte Inglés y el C.C. Aqua.

CC Aqua y el Corte Inglés de la Avenida de Francia
Fotografía CC de Google Images

Para mi este fue uno de los mejores tramos de la carrera no solo mentalmente porque a pesar del cansancio mi cuerpo ya se había acostumbrado al ritmo y es cuando mejor llevé la carrera si no por el paisaje. Recorrimos la Avenida Alameda que es la que bordea por un lado el antiguo cauce del Río Turia. Varios decenios después de que sucediese la gran riada que tuvo lugar en Valencia y que devastó la ciudad (1950) se construyó este parque, un lugar de ocio para los habitantes de la ciudad. En un principio iban a usarlo para conectar el puerto con el aeropuerto pero los ciudadanos se movilizaron exigiendo que el lugar era de ellos y lo querían verde; ganaron y hoy por hoy es uno de los lugares más visitados y queridos de Valencia. Incluso se dice (en la Wikipedia) que es el parque más visitado y grande de España incluso supera al propio Retiro, Madrid. Poseé varios lugares de interés turístico a lo largo de su extensión: la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Parque Gulliver (parque infantil), el Parque de Cabecera, el Palau de la Música, el Bioparc y una infinidad de puentes: Puente de la Exposición, Puente de las Flores, Puente del Mar, Puente de las Glorias Valencianas, Puente Nueve de Octubre, etc.


Fotografía CC de Google Images

La carrera finalizaba después de haber recorrido gran parte de los Jardines del Turia y llegado a la meta, mismo lugar desde donde había empezado la carrera.

Fue una carrera especial por muchísimos motivos y aunque la mayoría fueron personales, de motivación y superación, otros fueron por la experiencia tan increíble de recorrer las calles que me han visto crecer desde esa perspectiva; pasar por esas calles tan conocidas mientras intentaba superarme a mi misma, visualizarme en ellas hace años y hacer un análisis de en lo que me estaba convirtiendo. Fue muy bonito. Y la llegada a meta… ¡qué contaros! Cuando vi que la pasaba y que tras ella me estaba esperando mi pareja con una sonrisa resplandeciente en la cara ya todo fue perfecto.

valencia

Os animo a que participéis en una carrera popular aunque solo sea una vez en vuestras vidas. No tiene porque ser una 10K podéis probar con una 5K y hacerla a vuestro ritmo. Veréis cómo mola. Y si ya lo habéis hecho, ¿qué tal fue vuestra experiencia? ¿Os gustó?

Un abrazo enorme y hasta la próxima 🙂

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial