Desde hace siglos, los científicos han influido sobre los decisores políticos en temas tan importantes como el derecho al aborto, el sufragio femenino o la educación. Han determinado la forma en que pensamos acerca de nuestra mente y nuestro cuerpo, y también el modo en que nos relacionamos unos con otros. Evidentemente, confiamos en que los científicos nos proporcionen datos objetivos. Creemos que lo que nos ofrece la ciencia es una historia libre de prejuicios: nuestra historia, empezando por el alba de la evolución. Sin embargo, cuando se trata de mujeres, esto no siempre es así.

P. 15

Con éste párrafo inicia Angela Saini, periodista científica, su alegato a favor de las mujeres y, sobre todo, a favor de una ciencia más objetiva que nos de el lugar que nos merecemos en la historia.

Inferior es un ensayo en el cual la autora quiere desmentir con argumentos sólidos y científicos que las mujeres somos inferiores a los hombres y para eso hace un recorrido por diferentes estudios e investigaciones que han tenido lugar en el pasado y en la actualidad.

Nos habla de las investigaciones que nos perjudican para luego rebatirlas utilizando otras investigaciones y así contestar y dejar claro cuál es su opinión al respecto y lo hace de la forma más objetiva y neutra que podría hacerse en estos casos. Me ha encantando su forma de proponer los temas a tratar para después rebatirlos.

Empieza hablando de cómo Darwin nos marginó de su Teoría de la Evolución, cómo buen hombre de su época (la Época Victoriana fue una de las más duras para las mujeres) y también nos habla de Caroline Kennard, destacada feminista local de Brookline (Massachusetts), que le envió unas cartas llenas de indignación al científico por decir que la inferioridad de las mujeres tenía base científica. Él le contestó y la respuesta de Caroline fue más incendiaria que en la otra carta. Pero de toda ésta historia, me quedo sobre todo con esta frase de la carta que lo define todo:

Espere a que el “entorno” de las mujeres sea similar al de los hombres, a que tengan las mismas oportunidades, antes de juzgarlas intelectualmente inferiores, por favor.

P. 41

Siempre se nos ha juzgado en base al hombre, que somos inferiores, que tenemos menos fuerza, que no valemos para leer mapas ni para las matemáticas ni mucho menos para las ciencias pero ninguno de los que decían eso y se justificaban en que la ciencia lo dice, se ha planteado que el problema está en las oportunidades y en las circunstancias que rodean a cada sexo/género y no en su condición.

A partir de éste punto, Angela Saini intenta hacer un recorrido por varios temas en los que la ciencia nos ha perjudicado y demuestra a través de otras científicas y antropólogos que eso no es así. Trata el tema de la inferioridad de la mujer, de lo fuertes que somos, de nuestra resistencia a las enfermedades, de lo diferentes que somos o no lo somos desde que nacemos, sobre el cerebro femenino y el hecho de que pese menos que el del hombre medio, sobre el trabajo de las mujeres, nuestra sexualidad y sobre la menopausia.

Este ensayo es un recorrido histórico, podría decirse así, a través de diferentes teorías científicas y a través de diversas investigaciones. Aprendemos del pasado pero también nos podemos hacer una idea de en que punto están las investigaciones sobre mujeres y hombres en la actualidad y hacia dónde se dirigen. Nuestras diferencias ya no se pueden explicar solo en base al cuerpo, a las hormonas o al factor cultural si no que todo esto converge y allí es hacia dónde deberían dirigirse.

Lo que hace a un ensayo bueno, en mi opinión, no es solo ofrecer una información interesante y hablar de temas apasionantes, si no que sean capaces de transmitir ese conocimiento de una forma cercana, sencilla y entretenida; facilitar que la información llegue a todo el mundo y no solo a unos pocos eruditos que entiendan su vocabulario. Sobra decir que otro punto es que la información sea lo más contrastada posible y que no nos estén vendiendo la moto.

Y sí, “Inferior” es un buen ensayo. Su lectura ha sido entretenida, enriquecedora y también esperanzadora. He aprendido mucho y me ha ayudado a ver que cada vez hay más mujeres científicas que trabajan muy duro para intentar contestar a preguntas que nos afectan a todas y que las personas nos hemos hecho desde hace muchísimo.

«Inferior» ha resultado ser todo un aula de conocimiento. Me habría encantado que en mis clases de Biología, Física y Química e incluso Historia, se me hubiera hablado de esas mujeres no solo de las que han hecho historia si no de todas las que han formado parte de ella; es decir, de todas las mujeres que nos han precedido.

Estoy muy agradecida con la editorial Circulo de Tiza por traernos éste libro y también por haberme elegido para su lectura porque ha cambiado mi forma de pensar ciertos temas y me ha dado argumentos para rebatir muchos otros. Pero sobre todo, se ha convertido en un libro de cabecera al que recomendar a todo el mundo. POR FAVOR, LEED «INFERIOR».

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial