«Tal vez yo no sepa gran cosa, pero gracias a la tele he aprendido que una relación le puede arruinar la vida a un ser humano, hasta el extremo de que me pregunto si el mundo no sería un lugar más agradable si los humanos fueran gatos.

Sinopsis

“Como a cualquier otro gato, a Alfie le encanta pasarse el día dormitando en el sofá, delante de la chimenea. Le basta con unas cuantas caricias y algún que otro ronroneo para ser feliz, pero, de repente, se verá obligado a abandonar el hogar en el que se ha criado, se encontrará solo y perdido por las calles de Londres. Todo cambia al llegar a Edgar Road, un lugar lleno de jardines y preciosas casitas unifamiliares. Alfie comprende enseguida que solo allí conseguirá sentirse de nuevo como en casa. Únicamente allí podrá encontrar una nueva familia. Los habitantes del barrio, sin embargo, aún no están preparados para acogerlo. Demasiado absortos en sus problemas, no tienen tiempo para ocuparse de él, aunque pronto descubrirán que Alfie no es un gato cualquiera, sino que tiene un don especial: capaz de intuir los deseos mejor guardados de las personas, Alfie también puede reparar lo que el destino ha roto en sus vidas y escuchar la melodía silenciosa de sus corazones. ”

Valoración personal
El gato que curaba corazones… Alfie.
Alfie es un gato encantador, mimosón, tierno y dulce que acaba convirtiéndose en un gato de portal cuando su dueña muere y huye por evitar ir a una protectora de animales.
Al principio del libro presenciamos esa vida en la calle en busca de un hogar calentito donde no pase hambre después de que su corazón se haya roto tras la muerte de Margaret. La calle no es fácil, eso lo sabemos todos, pero tampoco lo es para una gato que se ha criado y ha vivido toda su vida en una casa donde le cuidaban y le mimaban. En más de una ocasión, al leer las peripecias de Alfie, mi corazón se encogía y sólo quería acogerlo en mi casa y darle todo el amor del mundo.
Una vez que llega a una maravillosa calle, Edgar Road, y decide ser gato de portal, empezamos a conocer la historia de cuatro casas: la historia de Claire, la de Jonathan, de Matt y Poli, y la de la familia de Franceska. Cada una de estas historias tienen sus momentos buenos y momentos malos pero cuando se mudan a Edgar Road todos ellos tienen cosas que hace que les pese el alma, y Alfie hará todo lo posible por acabar con ese dolor y aportar alegría y tranquilidad a sus vidas.
Rachel Wells trata tantos problemas reflejados en las vidas de las familias de Alfie que te deja sin respiración. Son problemas reales, situaciones que en nuestro mundo suceden demasiado a menudo y pasan desapercibidas por ser cosas personales e íntimas. Hablamos de la soledad, de la depresión post parto, de la emigración, de las rupturas, de la violencia de género… son tantos temas que trata tan bien en el libro que merece la pene leerlo no sólo por Alfie. Rachel desarrolla esos temas con mucha naturalidad pero sin quitarles importancia, todo lo contrario, es un grito en contra de esos problemas y a favor de su superación.
Pero sin lugar a dudas, el gran protagonista es Alfie. Su lucha incansable de hacer felices a sus familias, su sacrificio y su forma de hacerlo todo: de pedir comida, mimitos, de llamar la atención, de mostrar cariño…
Me encanta como la autora se ha metido en la piel de un gato y nos cuenta en primera persona toda la historia, añadiendo en ella cosas de gatos, como lo divertido que es hacer rabiar a los perros, perseguir pájaros o dormir al solecito. Esos detalles hacen que el libro sea entrañable.

De hecho, hace semanas que he leído el libro y ahora que lo he dejado reposar es cómo que me gusta más aún y lo recuerdo de una forma más conmovedora si es posible.
Pero quiero añadir unas cosas más y de ahí el carácter especial de este post.
En este libro podemos ver las desgracias y las alegrías de Alfie, un gato que pasa a ser callejero en busca de amor. Esta situación es la de cientos y cientos de animales en el mundo, que ya sea que han nacido en la calle o los han abandonado, necesitan cariño y cuidados. No son sólo los gatos, si no también los perros.
Es importante que nos concienciemos y seamos responsables si tenemos amigos animales; no se les abandona, si no puedes seguir haciéndote cargo de él o ella, búscale un hogar donde le quieran, no le dejes en la calle para que se busque la vida. Lo pasarán mal y muchos acabarán muertos, ya sea por accidentes de tráficos, gilipollas que se dedican a maltratar animales, el hambre, el frío, las enfermedades, etc.
Si no tienes animales pero quieres tener, no compres, adopta. Dales una oportunidad de ser felices a tantos y tantos animales abandonados. Te lo agradecerán de una forma que ni te imaginas. Te darán amor, compañía, mimos… te alegrarán la casa y la vida, te lo aseguro.

Para ello tienes muchas protectoras que hacen grandes labores y también está de moda los catcafé, que también hacen una gran labor. Busca si en tu ciudad hay uno y pásate por ahí. Podrás tomar un té y jugar entre mininos; si hay alguno que te remueve las entrañas, adóptalo.

Título: El gato que curaba corazones | Autora: Rachel Wells | Editorial: Duomo Ediciones | Páginas: 400 | ISBN: 978-8416634477 | Precio: 16,80€

En Valencia tenemos uno, el Passatge dels Gats, un lugar enfocado a estos animales preciosos; dónde los cuidan, los miman y hacen lo posible para que pronto tengan una familia que les de una vida maravillosa.
Si vivís por aquí, pasaros. David, el dueño, es un amor de persona y os ayudará y solucionará todas vuestras dudas. Además, los tés y las tartas veganas que tienen están riquísimos.
En las fotos de éste post podéis ver el lugar ya que me compré el libro la última vez que fui al Passatge. Por desgracia, las que hice con la cámara se me borraron y las del móvil tienen mucha menos calidad pero me pueden hacer el apaño para que veáis el sitio tan bonito. (Parece que esté serena y cómo si nada pero me puede la frustración por haber perdido las fotos. ¡Habían muchas y taaan bonitas! Snif.)

Veréis que los gatos están a sus anchas y que ese lugar es suyo, tú puedes ir y pasar un rato con ellos pero sin olvidarte que esa, por ahora, es su casa. Cómo veréis, también puede ser un sitio muy interesante donde leer y tomarte una taza de té o un café.


Espero que os guste el post y por favor, no compréis animales, adoptarlos.

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial