Eran las 8,30 a.m cuando sonó el despertador que nos indicaba que ya era hora de levantarnos y acabar las maletas porque nos esperaba un viaje. Un viaje de aniversario. Yo no sabía a dónde nos dirigíamos ni cuales eran los planes que Michy había preparado para estos días así que imaginaros como estaba.

Emocionados y nerviosos cogimos la carretera hasta llegar a Vilamarxant donde me dio unas indicaciones para encontrar una casa. Con estas pistas pensé que iba a ser donde nos hospedaríamos y que haríamos algunas rutas de senderismo por la zona pero no. Cuál fue mi sorpresa cuando al llegar me dijo que la primera sorpresa era nuestra nueva compañera de viaje…

¡Una Volkswagen T3 Westfalia!

volkswagen T3 Westfalia

Llevábamos tiempo hablando de lo increíble que sería tener una e ir viajando con ella y ¡por fin lo hemos hecho! Cuando la vi, ahí, tan bonita ella, no cabía en mí del gozo.

Solo nos quedaba firmar el contrato con Fito, el dueño de Nina (Furgonina… ¿a qué es adorable?) y ya sería nuestra por tres días para ir haciendo una ruta que tenía planeada Michy. La Camper la encontró en Milanuncios y se puso en contacto directo con él pero también la podéis encontrar en Yescapa si preferís hacerlo a través de una plataforma. Los dos estamos encantados con el buen estado de la Camper.

camper volkswagen t3 westfalia

Salimos de ahí rumbo a alguna parte con una sonrisa enorme en los labios y deseando más que nunca comprarnos una. El destino ya no importaba, el propio viaje ya era perfecto. Íbamos a disfrutar de él y así lo hicimos.

Recorrimos pueblos, carreteras con niebla que apenas nos dejaban avanzar, caminos… hasta que llegamos a la primera parada del camino: Moya (Cuenca). En concreto, a las ruinas de Moya que hay justo encima del pueblo y que data aproximadamente del siglo XIII. Son unos restos de una antigua ciudad medieval declarada en 1982 Conjunto histórico – artístico.

A pesar de la antigüedad que tiene se mantiene muy bien y hay algunas partes que están restauradas. Se puede ver algunas iglesias enteras y una en ruinas; los cimientos de algunas de las casas, el castillo e incluso parte de la muralla. De hecho, puedes caminar por las calles del pueblo porque algunas siguen existiendo. Es una sensación rara porque era como si estuviéramos caminando por un pueblo habitado pero medio destruido.

La única pega es que los paneles de información que hay en cada lugar importante de la fortaleza están destruidos por el tiempo y las lluvias y hay muy pocos en los que se puede leer algo. Tampoco pudimos ir a alguna Oficina de Turismo que nos informase más sobre las ruinas pero en Internet se puede encontrar información si os interesa más sobre el tema.

ruinas fortaleza de moya ruinas de moya ruinas fortaleza de moya ruinas fortaleza de moya

ruinas de moya

Tras la visita a la Fortaleza acabamos en la Camper, comiendo y tomando un té calentito después porque ahí arriba hacía una rasca considerable. No teníamos prisa así que nos entretuvimos mirando las fotos y un capitulo de The Big Bang Theory que Michy se había descargado previamente para que tuviéramos algo que ver por las noches. Estábamos disfrutando de la Camper y de todo los beneficios que tiene viajar en ella, sin ninguna duda.

Sobre las 18h nos movimos y fuimos a Teruel a cenar y dar un paseo por el centro ya que estaba cerca de Moya y, además, estaba en camino hacia la siguiente parada.

Teruel es una ciudad cuyo casco histórico me encanta y siempre que voy me conquista de la misma manera. Los restos del arte mudéjar y su arquitectura, como la Escalinata de la Estación de Trenes o la Torre de Salvador, merecen la pena una parada por la ciudad aunque solo se esté de paso. Y es lo que hicimos.

Escalinata de Teruel Plaza del Torico Teruel

Cenamos en Bar Serruchi, justo en la periferia del centro de la ciudad porque vimos que en TripAdvisor tenía buenas puntuaciones y que la calidad – precio era muy buena. Si vais, no le hagáis caso al número de la calle Ollerias del Calvario porque buscándolo por la red estaba en diversos números de esa calle pero ninguno el acertado. Está en el número 37.

Efectivamente, merece la puntuación que tiene. La comida es muy abundante y está muy bien de precio. Nosotros comimos una ración de bravas, una hamburguesa, un bocadillo de albóndigas y dos refrescos por 13,50€. Y me dejé casi un cuarto de bocadillo porque entre que era enorme y me metieron 200 albóndigas… Merece la pena salirse de la zona del centro para comer o para cenar sobre todo para nuestro bolsillo, la diferencia es considerable.

Después de cenar y de hacernos unas fotografías y algún vídeo en la Plaza del Torico con el árbol de Navidad emprendimos nuestro camino hacia el siguiente destino: Mora de Rubielos (Teruel).

Desde que conocí este pueblo quise visitarlo y me alegró muchísimo saber que era la próxima parada porque es precioso. Llegamos sobre las 12 de la noche y hacía muchísimo frío así que el paseo nocturno que íbamos a dar no tuvo lugar, en cambio, estuvimos dando muchas vueltas para encontrar un sitio donde pasar la noche. Yo quería en medio del campo para despertarnos con vistas pero buscando el sitio nos paró la Guardia Civil para preguntarnos donde íbamos (antes de pararnos nos vieron dar algunas vueltas) y tuvimos que ir a Mora de Rubielos para pasar la noche en un aparcamiento publico.

Montamos el chiringuito en la Camper, haciendo la cama, colocando los aislamientos de las ventanas de delante para que no entrase el frío y un té calentito antes de dormir. Después de todo acabamos rendidos en la cama y durmiendo como si lleváramos siglos sin hacerlo.

Al día siguiente nos esperaba muchas emociones y algún que otro susto pero eso ya os lo contaré en el próximo post.

¡Hasta pronto!

Un comentario en “Diario de viaje en una Camper (I) Viajando con Nina: Moya y Teruel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial